Rehabilitación Oral

Meta

La meta de la rehabilitación oral es transformar una sonrisa común en una sonrisa extraordinaria, esto se logra analizando cada faceta de la sonrisa y luego corrigiendo los problemas.

Todas las sonrisas extraordinarias tienen algo en común: los dientes están derechos, no torcidos, sin espacios desproporcionados, son blancos y sin manchas. Al sonreír se ven los dientes superiores. La línea de las encías es regular, no dispareja. Los bordes de los dientes superiores siguen uniformemente la curva del labio inferior.

Existen procedimientos cosméticos que pueden solucionar cualquiera de éstos problemas, entonces, aunque usted no haya nacido con una sonrisa bella, puede obtenerla.

 

Blanqueamiento

rehab2

Con el blanqueamiento dental se puede obtener una sonrisa blanca y resplandeciente. Las nuevas técnicas de blanqueamiento posibilitan tener una sonrisa brillante y más bella. Los dientes se oscurecen con el paso del tiempo a medida que los minerales penetran en el esmalte dentario, al descomponerse los agentes blanqueadores, el oxígeno penetra en el esmalte y le devuelven el color a sus dientes.

 

Restauraciones Blancas

Las obturaciones de amalgama y oro eran las únicas alternativas, especialmente para los dientes posteriores. En la actualidad, se puede reemplazar estas obturaciones y lograr una apariencia mucho más natural. Se puede utilizar porcelana, o una de las nuevas resinas sintéticas resistentes. Dado que éstos materiales se adhieren a los dientes, son muy resistentes y duraderos. Las obturaciones de plata realmente oscurecían la sonrisa, al reemplazarlas por obturaciones del color de los dientes, se logra una diferencia espectacular.

Las nuevas obturaciones son casi invisibles, devuelven la belleza original de los dientes y ayudan a verse mejor.

 

Carillas

rehab3

Las carillas de porcelana pueden mejorar su sonrisa. La carilla es una lámina delgada de porcelana o plástico que se adhiere al diente para mejorar su color y forma.

Una carilla normalmente sólo cubre la parte frontal y superior de un diente.

Las carillas pueden usarse para: cerrar espacios interdentales, alargar dientes pequeños o deformes o blanquear dientes manchados u oscuros. Cuando los dientes están astillados o comienzan a desgastarse las carillas pueden protegerlos de daños y restaurar su apariencia original, sólo se necesitan dos o más consultas para restaurar los dientes con carillas.

En la primera consulta, se le da forma a los dientes y se toma una impresión. De las impresiones, se confeccionan modelos de trabajo precisos de los dientes. En éstos modelos, se diseñan artísticamente las carillas para que se adapten con exactitud a los dientes preparados.

En la segunda consulta, se limpia y se pulen los dientes preparados, luego se utiliza un adhesivo para pegar la carilla al diente, una luz inofensiva de alta intensidad endurece el adhesivo.

Una vez en su lugar, la carilla prácticamente se transforma en parte de la dentadura, pudiéndose utilizar como al propio diente, pues la adhesión es muy resistente.

rehab4

El resultado final: dientes bellos y de apariencia natural.

 

Restauraciones de Piezas Dentarias

Con el tratamiento con resinas adhesivas se pueden cerrar espacios interdentales, alargar dientes pequeños o deformes o blanquear dientes manchados u oscuros. Se pueden dar forma y color a un solo diente o bien, cambiar totalmente la sonrisa, cuando los dientes están astillados o comienzan a desgastarse las resinas adhesivas pueden protegerlos y devolverles su belleza original.

Solo se necesita una consulta para adherir las resinas de sus dientes. Primero, se graban los dientes y luego se aplica un gel acondicionador. Luego se coloca un material llamado resina, modelado en la forma deseada y endurecido con una luz inofensiva de alta intensidad.

rehab5

Una vez en su lugar, las restauraciones adheridas son muy resistentes. El tratamiento con resina puede mejorar su sonrisa y como resultado final se obtienen dientes bellos y de apariencia natural.

 

Coronas

Cuando las cosas se desgastan, a veces es mejor cambiar de táctica. Cuando las obturaciones grandes se desgastan, es bueno cambiarlas por una corona para cubrir y proteger el diente dañado, lo que una obturación no hace.

Cuando se desgasta una obturación grande, al cambiarla por una corona, protegerá y fortalecerá el diente.

Sólo se necesitan dos consultas para restaurar el diente con una corona, esto se debe a que una corona se diseña a medida en un laboratorio odontológico, para que se adapte al diente con precisión.

rehab6

Al colocar la corona, se controla la adaptación y la mordida. Cuando todo esté listo, se cementará donde corresponde. Asi tendrá la nueva corona de porcelana.

 

Puentes

Con un puente, al perder un diente, se puede evitar una reacción en cadena de problemas que afectarán toda la boca.

Los dientes se necesitan mutuamente como soporte, cuando se pierde un diente, la fuerza masticatoria varía en los dientes próximos al espacio y comienzan a moverse.

Cuando un diente ya no puede masticar contra nada comienza a extruirse fuera del alveolo, y con el tiempo también se puede llegar a perder dicho diente.

A medida que la mordida varía, se va haciendo más difícil masticar la comida y esto puede dañar la articulación temporo mandibular (ATM).

Es más difícil limpiar dientes que se han movido, se acumulan placas y sarro perjudiciales en estos lugares de difícil acceso causando caries y la pérdida ósea permanente, que produce la enfermedad de las encías.

Al igual que otros puentes, un puente dental utiliza pilares como soporte para mantener su lugar. Este puente se confecciona en un laboratorio para que se adapte a los dientes con precisión.

La falta de un diente cambia verdaderamente la sonrisa de una persona, pero un puente, es una muy buena manera de recuperarla.